HECHOS DE ABRIL 2002

Loading...

Paisajes

Tipos de Paisajes
Paisajes
Para ti, un paisaje, ¿es aquello que refleja el campo, la costa o más bien las montañas? ¿Crees que existen paisajes de ciudades? ¿Qué tipos de paisajes te gusta fotografiar en tus viajes o enviar en postales a tus amiguetes? ¿Los paisajes cambian con el tiempo? ¿Piensas que todavía existe algún paisaje por descubrir?
EL PAISAJE: UNA DEFINICIÓN DIFÍCIL
Definir el término paisaje es complicado: pregunta a tu alrededor y te darás cuenta de que ¡no te responden lo mismo! Pero podemos ponernos de acuerdo si afirmamos que un paisaje es una porción de la superficie terrestre que se presenta ante nuestra mirada. Así pues, su definición varía en función del lugar de observación.
Para describir un paisaje debes tener en cuenta estas pautas:
  • Haz como si fuera una fotografía: divídelo en planos (primer plano, el más cercano a ti), segundo plano… y así sucesivamente hasta llegar al último, el fondo u horizonte.
  • Descubre cuáles son los colores predominantes: te ayudarán a saber cuál es el clima del lugar o la estación del año, si la vegetación es abundante o predominan los cultivos…
  • Las formas te revelarán cómo es el relieve (montañas de pendientes acusadas o suaves, líneas rectas que denotan llanuras…).
  • Busca las huellas de la historia y la presencia humana: construcciones hechas por personas, ya sean más antiguas (¡este lugar está habitado desde hace tiempo!) o más modernas (las autopistas y antenas de telefonía son una pista de lugar bien comunicado).
Para completar tu observación del paisaje, da tu punto de vista y opinión: ¿existen zonas similares en este paisaje? ¿Qué te parece? ¿Te gusta?…
TIPOS DE PAISAJES
A grandes rasgos podemos distinguir dos grandes tipos de paisajes:
  • Los paisajes naturales, poco o nada modificados por la actividad humana. Este tipo de paisaje es poco frecuente en Europa, y junto a las ciudades y lugares turísticas. Solemos llamar paisaje natural al de las cumbres de algunas montañas, las selvas, la costa deshabitada, los desiertos…
  • Los paisajes transformados son aquellos donde vivimos las personas: los hemos ocupado y reflejan nuestras actividades y formas de vida. En ellos aparecen elementos artificiales, como pueblos, ciudades, carreteras, ferrocarriles, canteras, puentes, postes y cables de electricidad… Se pueden distinguir paisajes urbanos, rurales, agrícolas, industriales
Aunque también podemos clasificar los paisajes en función de otros criterios:
  • Su relieve. Hablamos de paisaje montañoso (con cordilleras, sierras, valles escarpados), paisaje de llanura (altiplanos, páramos, vegas, mesetas) y paisaje de costa (con acantilados, playas, calas, marismas, cabos, golfos, rías). Estos paisajes pueden ser naturales o transformados.
  • Su clima y vegetación. Se pueden distinguir los paisajes templados (con el bosque mediterráneo de encinas y alcornoques, el bosque atlántico de robles y hayas, la taiga de coníferas, las praderas y estepas), los paisajes cálidos (donde destacan la selva, el bosque tropical, la sabana, los desiertos de arena), y los paisajes fríos (con la tundra de hierba, musgos y líquenes, y los glaciares, los desiertos pedregosos, las nieves perennes y ¡los iglúes de hielo!).
Todos los paisajes cambian con el tiempo y cada vez parecen más humanizados.
LOS PAISAJES MUY TRANSFORMADOS
El paisaje agrario es característico de las zonas habitadas desde tiempos remotos (recuerda que la agricultura y la ganadería aparecieron en el Neolítico, una de las etapas de la Prehistoria). Es fácil encontrarse campos de cultivo, a veces escalonados formando bancales, otras veces con huellas del riego artificial propio de las huertas (acequias, embalses, diques y canales, aspersores). También abundan las instalaciones para el ganado, como granjas, establos o naves.
Entre los paisajes agrarios conviene que diferencies dos. El paisaje de campos abiertos (openfield), donde las grandes superficies de cultivos carecen de barreras físicas. Y el paisaje de campos cerrados (bocage), donde las parcelas agrarias están cercadas con muros de piedra o setos. El openfield predomina en zonas áridas, llanas y de producción de cereal. El bocage es característico de zonas húmedas, alomadas y con explotaciones agrícolas combinadas con pastizales para el ganado.
Los paisajes industriales aparecieron hace algo más de doscientos años. Por ellos se despliegan numerosas fábricas, chimeneas y altos hornos, vías de comunicación (carreteras, ferrocarriles, puertos con imponentes muelles), minas y canteras, tendidos eléctricos, canalizaciones, vertederos para los residuos… A veces las empresas se concentran en polígonos industriales (amplio espacio preparado donde se instalan las naves de producción y de almacenaje, las oficinas…). Como las actividades industriales son muy perjudiciales para el medio ambiente, suelen ser paisajes muy degradados y contaminados.
El paisaje urbano, donde el espacio está densamente ocupado por edificios de distintas alturas y calles de variada amplitud, está más transformado que el paisaje rural. Sin embargo, este último se está urbanizando con relativa rapidez en los países más desarrollados y está dejando de ser el “antagonista” del urbano.